fbpx

Tips para hacer aguas naturalmente saborizadas y sus beneficios

Como mencionamos previamente en nuestro blog, sin agua no podríamos vivir, ya que el 70% de nuestro cuerpo está compuesto por agua. Al realizar distintas actividades vamos perdiendo agua y es importante reponerla a lo largo del día. La clave está en encontrar maneras atractivas de consumir agua para que no se nos pase por alto. Un buen hábito que podemos tomar para prevenir la deshidratación, es consumir aguas naturalmente saborizadas. 

Es importante no confundirnos con las aguas artificialmente saborizadas, ya que no proporcionan los mismos beneficios porque suelen tener composiciones similares a las gaseosas y pueden ser perjudiciales para nuestra salud. Para más información sobre los beneficios del agua purificada sobre las bebidas artificiales te invitamos a leer nuestra nota ¿Por qué el agua purificada es mejor que las gaseosas?

A continuación te contamos cuales son los beneficios del agua naturalmente saborizada y te compartimos algunos tips para que puedas hacerlas y mantenerte saludable. 

Beneficios de Aguas Naturalmente Saborizadas

  • Mejora la digestión.
  • Previene la fatiga muscular y mejora las funciones cognitivas.
  • Mejora la circulación y protege los órganos de nuestro cuerpo.
  • Lubrica nuestras articulaciones y mucosas.
  • Ayuda a eliminar toxinas y limpiar el organismo.
  • Dependiendo las verduras o frutas que utilicemos vamos a obtener distintos beneficios y nutrientes

Tips para hacer Aguas Naturalmente Saborizadas

  • Podes combinar frutas, verduras, hierbas aromáticas y especias a elección.
  • En el caso de elegir frutas, te recomendamos optar por las frutas de estación.
  • Usar agua purificada para prevenir sabores u olores no deseados.
  • Te recomendamos utilizar endulzantes naturales como: una cucharada de miel, stevia o azúcar moreno.
  • Las hojas de las hierbas aromáticas elegidas se colocan al natural, algunas opciones puede ser: menta, la salvia, la albahaca, el romero, el cilantro, el tomillo, la melisa, el perejil, el eneldo y el estragón.
  • Podes combinar más de una fruta en la bebida, por ejemplo: cítricos como la naranja, el limón, la lima, el pomelo o la mandarina; bayas y frutos rojos como la mora, el arándano, la frambuesa, la fresa; frutas tropicales como la granada, el mango, el kiwi o la papaya. También se usan la ciruela, la manzana, la pera, el melón, la sandía, la uva, las cerezas y la banana.
  • Además poder sumarle vegetales y verduras. Los más elegidos son: el pepino, el hinojo, el apio y la zanahoria.
  • Se suelen agregar especias para darle más sabor, por ejemplo: el jengibre, la canela, la pimienta rosa o pimienta negra molida, el jengibre o el anís estrellado. También se usan mucho vainas de vainilla para perfumar (se puede reemplazar por extracto de vainilla).
  • Otra opción para darle más sabor, puede ser rallar cáscaras de limón, naranja, lima o pomelo, e incoporarlo al agua para que macere.
  • Una vez colocadas las frutas, verduras, hierbas y especias elegidas en la botella, es importante dejarlas macerar para conseguir una concentración de sabor adecuada.
  • Cuanto más tiempo esté en el refrigerador, mejor sabor tendrá.

Deja un comentario