fbpx
× ¿En qué podemos ayudarte?

No hay planeta B

Climate Change

La Vicesecretaria General de la ONU señala tres prioridades que considera imprescindibles para salvar nuestro planeta. Ya que no existe Planeta B

La primera es acabar con el actual consumismo insostenible, le sigue recuperar la biodiversidad que estamos perdiendo a pasos agigantados y termina con afrontar de una vez el cambio climático. Para remarcar la gravedad advirtió que La Tierra se encuentra en un punto de inflexión sin precedentes.

Producción y consumo sostenible

Todos los días vivimos con las deficiencias de un modelo económico lineal basado en ‘Tomar, hacer y disponer’”. En el otro extremo de la cadena de producción y consumo, cada año se generan alrededor de 45 millones de toneladas de desechos electrónicos. Y esta cifra está creciendo, mientras se recicla o reutiliza menos del 20% de esa basura.

 Los niveles crecientes de desechos electrónicos desechados representan riesgos para la salud humana, el cambio climático y el desarrollo: filtran las toxinas en los suelos y las capas acuáticas, afectan la calidad del agua que bebemos y emiten metano, que contribuye al aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero.

La solución para salir de estos ciclos insostenibles de consumo y producción es clara: debemos cambiar nuestra percepción de que el progreso económico requiere un agotamiento de los recursos naturales. Debemos centrarnos en crear productos con pocos componentes y productos que duren, en lugar de lanzarlos después de un solo uso. Debemos asegurarnos de que cada producto roto, desechado o agotado se pueda reciclar o reutilizar. Debemos apoyar el crecimiento de todos los recursos renovables, para garantizar que estén disponibles para las generaciones futuras. Debemos, en efecto, crear una economía circular

Cambiar por las personas

El aumento de las temperaturas es una de las estadísticas más recurrentes para cifrar el impacto del cambio climático. Desde la ONU recuerdan que reducir el calentamiento global en medio grado centígrado supone la diferencia entre la vida y la muerte. 

Planeta B

Recuperar la biodiversidad

El cuidado de la Tierra empieza en casa. Una de las últimas tendencias en este sentido es dejar atrás los plásticos de un solo uso.

En las estadísticas, cada minuto se compran un millón de botellas de plástico y, al año, se usan quinientos mil millones de bolsas. Si este no se recicla, ocho millones de toneladas acaban en los océanos anualmente, amenazando la vida marina.

Una de las soluciones que propone Naciones Unidas es aplicar la economía circular. Según sus datos, así podrían reducirse hasta un 99% los desechos de algunos sectores industriales. Y ese mismo porcentaje las emisiones de gases de efecto invernadero. De esta forma se protege tanto al medio ambiente como se combate el cambio climático.

No hay planeta B

Comentarios

Un comentario de “No hay planeta B

  1. Pingback: Auto Draft

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *