fbpx
× ¿En qué podemos ayudarte?

Día Mundial del Agua 2020

¿Qué es el Día Mundial del Agua?

Desde 1993, el Día Mundial de Agua se celebra cada año el 22 de marzo. Es un día establecido por las Naciones Unidas para destacar la importancia del agua dulce.

¿Cuál es el objetivo del Día Mundial del Agua?

Con el Día Mundial del Agua se rinde homenaje a ese recurso y se conciencia sobre los 2200 millones de personas que carecen de acceso al agua potable.

Además, propicia la adopción de medidas para afrontar la crisis mundial del agua.

Uno de los aspectos principales del Día Mundial del Agua consiste en respaldar la consecución del Objetivo de Desarrollo Sostenible 6: agua y saneamiento para todos de aquí a 2030.

¿Qué pasa el Día Mundial del Agua?

El Día Mundial del Agua 2020 se centra en el agua y el cambio climático, y en la estrecha vinculación que existe entre ambas cuestiones.

La campaña pone de manifiesto que, en función del uso que hagamos del agua, podemos reducir las crecidas y sequías, luchar contra la escasez de ese recurso y su contaminación, y ayudar al mismo tiempo a combatir el propio cambio climático.

Al adaptarnos a los efectos que el cambio climático tiene en el agua, protegeremos la salud de las personas y salvaremos vidas. Y si utilizamos el agua de forma más eficiente, reduciremos las emisiones de gases de efecto invernadero.

¿Cómo puedo ayudar?

Es sorprendente la cantidad de acciones relacionadas con el agua que cualquiera puede poner en práctica en cualquier lugar para luchar contra el cambio climático.

A continuación se enumeran cinco cambios de hábitos que todos podemos poner en práctica hoy mismo:

1- Tome duchas de cinco minutos: Cuatro de cada diez personas ya sufren escasez de agua. Puesto que el 80 % de las aguas residuales no son objeto de tratamiento, tomar duchas más cortas es un modo excelente de no malgastar este precioso recurso.

2- Más comidas de origen vegetal: Los cambios en la alimentación a fin de incorporar alimentos de origen vegetal y alimentos de origen animal de fuentes sostenibles podrían reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en hasta 8,0 gigatoneladas anuales de dióxido de carbono equivalente. 

3- No tire comida en buen estado: Se estima que una tercera parte de la producción alimentaria mundial se pierde o acaba en la basura. Al desperdiciar menos alimentos se reduce la demanda de productos del sector agrícola, uno de los que consume más agua.

4- Apague los aparatos electrónicos: Actualmente, el 90 % de la electricidad procede de fuentes que hacen un uso intensivo del agua. Al apagar los dispositivos cuando no los estamos utilizando, se reduce la demanda de energía.

5- Compre de forma sostenible: Para confeccionar un par de vaqueros típicos se necesitan 10 000 litros de agua, una cantidad equivalente a lo que bebe una persona en 10 años. La adquisición de bienes de fuentes responsables puede tener un gran efecto en el consumo de agua y otros recursos esenciales.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *