×

¿Cuáles son las enfermedades por agua contaminada?

Acceder a consumir y utilizar agua pura, limpia y de calidad es un derecho universal indispensable para una vida digna y de desarrollo pleno, la propia OMS lo establece así en su resolución 64/292 de julio de 2010. Lo cierto, es que en la práctica no sucede tanto, y miles de poblaciones se ven afectadas a causa de eso. Otras, como podría ser el caso de países como el nuestro, el acceso continuo y suficiente en algunas grandes poblaciones tampoco asegura saneamiento en su totalidad, acidez equilibrada y transparencia, aun cuando creamos que sí. En esos casos, las medidas adicionales que garanticen purificación previa serán sustanciales para asegurar pureza, efectividad y calidad eliminando contaminantes nocivos.

Lo cierto, es que las enfermedades por agua contaminadason cada vez más comunes y difíciles de erradicar sin distinguir fronteras. Molestias estomacales, dolores permanentes, vómitos, diarreas y más, son parte de los riesgos ciertos de beber agua potabilizada en muchos casos, pero no libre de sustancias tóxicas, excrementos y microorganismos que se cuelan en la red.

Según Unicef, por año, y en las zonas más contaminadas del mundo, cerca de 4 millones de personas padecen estos trastornos y casi la mitad mueren por causa de ello, la mayoría chicos en sus primeros años de vida, y el resto queda con permanentes problemas de salud como la desnutrición, el crecimiento inapropiado y el daño neurológico, entre muchos otros.

¿Cuáles son las enfermedades transmitidas por el agua?

Cuando hablamos de PH, debemos decir que es un parámetro pilar para establecer los atributos del agua que consumimos. Los líquidos muy ácidos deshacen los metales como plomo o zinc presentes en el agua, y así, al ingerirse o al contacto, impactan en la salud, provocando trastornos directos. Otros, como el arsénico inorgánico que se hallan en los suelos de donde se extrae el agua, son altamente tóxicos y cancerígenos para los pulmones, vejiga y piel. Mientras parásitos, virus y bacterias afectan de numerosas formas la calidad de vida de las personas que lo ingieren habitualmente.

Algunos de los trastornos más notorios y peligrosos, en mayor proporción en menores y adultos mayores son:

Queratosis. La toma continua en el tiempo de agua con bajas concentraciones del semimetal arsénico, causa intoxicación que genera lesiones, marcas y escamas recurrentes que muchas veces llevan a padecer cáncer de piel o de riñón, entre otros.

La diarrea. Aguda o crónica, se trata de deposiciones generadas al perder líquido y electrolitos del organismo. Lo que lleva a que la persona se deshidrate, pudiendo ser muy severo. A edades tempranas, quienes no acceden a agua pura son más endebles a repetir estos episodios, y con ello, a crear problemas de falta de nutrición y enfermedades asociadas con el mal crecimiento.

Disentería. Se trata de una enfermedad de tipo infeccioso que se conoce por inflamar y ulcerar el intestino grueso, sumado a factores como fiebre intensa, dolor en la zona del abdomen y continuas diarreas que pueden contener sangre y moco. Es mucho más evidente y perjudicial en niños.

VIH. Esta enfermedad tan viral y riesgosa se incrementa mucho más cuando la falta de saneamiento es importante. Es decir, aquellos que ya la padecen, son más propensos por tener debilitado su sistema inmune a infectarse de cualquier otra anomalía derivada del agua contaminada, y así perjudicar aún más su cuadro inicial.

Tifus. Una enfermedad endémica que generan dos clases de bacterias, muy comunes en las zonas húmedas donde se puede extraer líquido no potable. Provoca vómitos, temperaturas elevadas e inflamaciones del intestino.

Esquistosomiasis. Es una anormalidad que se produce a causa de parásitos que ingresas a la dermis de quienes se exponen al lavado de manos o baños en canillas o pozos de agua que está contaminada. Así, se producen infecciones que pueden llegan a perjudicar el hígado, las vías respiratorias, vejiga e intestino.

Tracoma. Un tipo de enfermedad ocular recurrente en menores y adultos, causando incluso un alto grado de ceguera cuando progresa en el tiempo. Se produce cuando el agua con el que se lava el rostro está contaminada.

Fiebre tifoidea. Es común que provoque evacuaciones continuas y erupción en la piel del cutis. El lavado de alimentos y la ingesta de líquido no potabilizado o deficiente es lo que más afecta. Se aconseja vacunación masiva. Los síntomas más típicos son la cefalea continua, falta de apetito, constipación y nauseas recurrentes, entre más.

Cólera. Ya erradicado de muchísimos ámbitos, pero todavía posible. Es un tipo de infección transmitida por el agua contaminada, muy severa de tipo bacteriana que daña el intestino y genera daño, convulsiones y diarreas y vómitos consecutivos. Es tal la falta de hidratación, que causa en muchos casos el deceso. Fue el causante de millones de muertes en el mundo tiempo atrás.

Estas son algunas de las enfermedades causadas por la contaminación del agua, pero hay otras tantas. Lamentablemente, la falta de llegada a agua potabilizada al cien por cien provoca permanentes irregularidades en la salud y calidad de vida de muchas personas. Trastornos como anemias, botulismo, dengue, algo típico sobre todo en el norte argentino, encefalitis, malnutrición y hepatitis, entre ellos. Unidos a que muchas veces estas comunidades están en zonas poco accesibles y no cuentan con la posibilidad de asistir a una guardia para ser tratados de inmediato cuando comienzan con los padecimientos. Y otras veces, simplemente no se llega a tomar consciencia de que con tener agua de red en casa no alcanza para asegurar su salubridad, sino que necesita un proceso previo que depure su posible toxicidad y riesgo.

Lo cierto, es que todos venimos con el derecho a acceder a agua pura y segura. Es un derecho y una imposición. Y es algo que debemos procurar que todos y cada uno de los habitantes alcancen, más allá de sus recursos o donde se encuentren viviendo.

La sanidad del agua y del ambiente es esencial para prevenir infecciones y asegurar calidad de vida en todas etapas.

Tener la posibilidad y alternativa de acceder a consumir agua de filtro en el domicilio, puede considerarse hoy un verdadero privilegio accesible para muchos, que quita hasta un 99% las partículas nocivas con una mínima inversión, visto como un objetivo a incrementar. Más, si observamos las consecuencias de tomar agua contaminada para la salud, en las que los microbios y agentes químicos son buen aparte de lo que arrastra en su proceso de llegada, e ingresa indefectiblemente a nuestro organismo a través de la ingesta, el lavado de alimentos y el aseo.

La recomendación más acertada es la opción del agua purificada, que deriva del uso de equipos de filtración.

Una solución definitiva que termina con diversas sustancias nocivas como cloro, metales duros, sedimentos y plaguicidas que contaminan y enferman, mientras eleva el PH del agua a los parámetros deseables de calidad para consumo es el purificador Alcanizer Hidrolit, uno de los productos más demandados para alcanilizar el líquido.

La tecnología certificada SENIC OUT de nuestros purificadores de agua para canilla remueve hasta un 99% Arsénico, metales pesados y cloraminas del agua de red. Un filtro que contiene carbón activo granular y metsorb, la elección más inteligente para acabar con la exposición habitual a todo tipo de sustancia perjudicial para la salud presente en el grifo de casa.

El agua purificada además es una respuesta casera y de vanguardia que posibilita el ahorro, ya que no es necesario stockearse permanentemente, como si sucede con el servicio de agua por botellón o botella, y se une a la ecología, al priorizar su cuidado, minimizando el daño que el plástico le genera al ambiente y a los animales.

¿Todavía no disfrutás de los beneficios de nuestras botellas térmicas ecológicas?

Livianas, de diseño armonioso, sin pérdidas, alta calidad y materiales amigables con el planeta tierra. Las más eficientes del mercado, un termo ideal para el movimiento diario, que posibilita la hidratación, con el adicional de mantener la bebida fría o caliente a gusto por muchas más horas. La manera de asegurarnos no consumir tóxicos ni seguir propagando el desperdicio de botellas plásticas que tanto daño le hacen al planeta y a nuestra salud.

Cuando se trata de ponerle fin a las enfermedades provocadas por el agua contaminada en casa, y así evitar decenas de molestias digestivas, de la piel y de las vías respiratorias generadas en consecuencia, los equipos de purificación mediante nanotecnología son la alternativa más fiable y práctica para devolverle pureza y transparencia.

Una inversión poderosa y accesible, una manera sencilla de purificar el agua y un hábito saludable. Como ya observamos, el agua potable no es garantía de purificación, y entonces son estos equipos a gusto y necesidad del consumidor, quienes permiten reducir ampliamente las impurezas presentes en el agua, como así también los olores.

Comentarios